«No podemos controlar el viento, pero sí ajustar las velas»

Para poder hablar sobre mí y los intereses que han movido mi carrera profesional, considero una buena forma de empezar decir que siempre he tenido una pasión especial por los niños y por dedicarme el día de mañana al trabajo con ellos.

Me gradué en Psicología con el objetivo de especializarme posteriormente en infancia y adolescencia. Durante el Grado pude confirmar lo mucho que me gustaba.

Posteriormente, finalicé mis estudios de Máster en Psicología General Sanitaria como base para seguir así mi formación de una manera más especializada con niños y adolescentes. Mi trayectoria pronto continuaría por el ámbito clínico de la psicología, realizando el Máster de Terapia Psicológica con Niños y Adolescentes.

Durante todos esos años, fui adquiriendo experiencia tanto clínica como psicoeducativa con niños, adolescentes y adultos. Sin embargo, encontré una maravillosa oportunidad en ECUA, donde con la misma ilusión y el mismo entusiasmo con que se fundó, me dispuse a dar lo mejor de mí.

A lo largo del camino, mis propósitos profesionales han ido cogiendo forma, a nivel de qué quiero hacer y cómo quiero ser. Considero para ello indispensable haber ido descubriendo qué me hace sentir cómoda, con qué me identifico y qué es aquello con lo que disfruto. Por ello, agradezco a ECUA, a sus proyectos y a su filosofía de trabajo, haber ampliado mi foco profesional hacia un nuevo ámbito de trabajo con niños.

ECUA me ha preparado para ser instructora de Inteligencia Emocional y Mindfulness, aportando herramientas y competencias dirigidas a asentar estilos de vida centrados en el momento presente, logrando habilidades para la gestión de las emociones y alcanzando un estado y actitud estables y conscientes que ayuden a sobreponerse ante las distintas situaciones que acontezcan.