fbpx

¿Cómo detectar el acoso escolar?

Atender y observar determinadas señales que pueden ayudar a identificar si un menor está siendo víctima de acoso:

 

 INDICADORES EN EDUCACIÓN PRIMARIA

  • Es objeto de risas por parte de sus iguales.
  • Reiteradamente es llamado a través de motes, ridiculizado, dominado…
  • Sufre agresiones físicas a las que no puede hacer frente
  • Presenta marcas que evidencian lesiones físicas
  • Su material escolar presenta daños provocados
  • Pierde y/o olvida constantemente sus pertenencias

INDICADORES EN EDUCACIÓN SECUNDARIA

  • Le cuesta participar en clase, muestra inseguridad 
  • Con frecuencia está solo y es excluido
  • Su interés académico disminuye
  • Presenta apatía y tristeza 
  • Nerviosismo y despistes frecuentes

EMOCIONES Y COMPORTAMIENTOS

  • Miedo tanto a la entrada como a la salida del centro educativo
  • Falta a clase con frecuencia
  • Mayor frecuencia de conductas agresivas sin motivo aparente
  • Frecuentes cambios bruscos en su estado de ánimo

                               

  ¿CÓMO ACTUAR ANTE EL ACOSO ESCOLAR?

Comunicación y confianza diaria. Mantener el interés por saber cómo le ha ido el día en el centro.

Empezar a hablar del día a día. Iniciar la conversación por aspectos más generales, para después introducir preguntas más específicas: ¿Cómo te va con tu amigo? ¿Qué has hecho en el descanso?

Verbalizar nuestra preocupación .“Me preocupa que pueda estar pasándote algo, desde hace un tiempo, te veo con la cabeza en otra parte, ¿hay alguien de la clase que te está molestando?”

Transmitir calma y confianza en el manejo de la situación 

Detectar su miedo y adelantarnos para poder tranquilizarle. Debemos transmitirle que la conversación será confidencial y que se va a respetar su intimidad.

Hablar con el menor sobre cómo resolver sus problemas, refiriéndole tus propias dificultades y cómo resolver sus problemas. Así le enseñas que todos tenemos problemas y que necesitamos contar con otras personas para buscar soluciones.

Ayudar a que se acerque a compañeros que le apoyan.

Trasmitir que lo que ocurre es transitorio. Debemos trasmitirle que los sentimientos que tiene como el miedo, la soledad, sentirse excluido, etc., son pasajeros.

Comunicar la situación al centro educativo. El protocolo de actuación variará en función de la comunidad autónoma de residencia.

Consultar con un profesional especializado. Consultar con un profesional especializado que pueda valorar la existencia real del acoso y pueda asesorarte sobre cómo actuar, ya que no hacerlo de manera adecuada puede dar lugar a que la situación empeore, causando mayor daño al menor.

 

Por Estefanía Cruz Sicilia