La meditación no consiste en pensar positivamente

La meditación no es cambiar nuestros pensamientos indagando un poco más, implica observar los pensamientos en sí.

El proceso consiste en observar y ello equivale a sostener. Cultivando una mirada interior y no pensando sobre lo que está fuera de nosotros, ya que en su gran mayoría se encuentra fuera de nuestro control.

Al practicar de este modo, nuestros patrones de pensamiento cambian por sí mismos de un modo que favorece la integración, la comprensión y la compasión en nuestra vida. No, porque estemos intentando cambiarlos sustituyendo un pensamiento por otro que creemos  que es más puro sino, que el cambio se debe, a la comprensión de la naturaleza de nuestros pensamientos, en cuanto a qué pensamos y a nuestra forma de relacionarnos con ellos, los cuales  pueden estar más a nuestro servicio y no a la inversa.

Tomar la decisión de pensar de forma positiva puede ser útil, pero no es meditación, sólo son más pensamientos.

Con mucha facilidad podemos acabar convirtiéndonos en prisioneros del denominado pensamiento positivo, tanto como del pensamiento negativo. El pensamiento negativo también puede estar fragmentado y ser limitador, inexacto, ilusorio, egocéntrico y erróneo. Hace falta algo más que suscitar la transformación en nuestra vida y llevarnos más allá de los límites del pensamiento.

A menudo aparecen pensamientos vacíos, repetitivos y a veces destructivos, tendremos que ser capaces de no engancharnos a ellos y así, entrenar la atención al momento presente.Tras la observación, lograremos un nivel de conciencia mayor permitiéndonos un mayor equilibrio y estabilidad emocional sin dejarnos arrastrar por nuestras emociones. Debemos sostener situaciones incomodas y no huir a través de los que nos gusta o evitar lo que no nos gusta, bien sea a través del pensamiento o a través de las acciones.  Cualquiera de los dos extremos ( evitar lo que no nos gusta o perseguir solo lo que nos gusta) nos genera desequilibrio y desgaste emocional.

Desde esta práctica, lograremos un estado ecuánime donde podremos desarrollar nuestro potencial independientemente de las circunstancias que estén sucediendo.

Para cultivar la práctica de la meditación os facilitamos una de las meditaciones guiadas de nuestro programa MBSR Mindfulness.

 

María José González

Pulsa en el vídeo para acceder a la práctica de Mindfulness

9845